TORRE DE BABEL EDICIONES HISTORIA
DE LA FILOSOFÍA
HISTORIA
DE LA FILOSOFÍA
DICCIONARIO
DE FILOSOFÍA
DICCIONARIO FILOSÓFICO DICCIONARIO ENCICLOPÉDICO
HISPANO-AMERICANO
BIOGRAFÍAS
Y SEMBLANZAS
LA MITOLOGÍA CONTADA A LOS NIÑOS

Portal de Filosofía,  Psicología,  Humanidades y Ciencias Sociales

Explicación de la filosofía de los principales pensadores, resúmenes, ejercicios...

Edición digital de la Historia de la Filosofía de Jaime Balmes

Breve definición de los términos y conceptos filosóficos más importantes

Edición digital íntegra de la obra de Voltaire

 Selección de artículos de una de las más importantes y clásicas Enciclopedias en lengua española

Vidas y referencias biográficas de  pensadores  y personajes ilustres

 La mitología griega, historia de los héroes, semidioses y hombres célebres griegos.

Vidas, opiniones y sentencias de los filósofos más ilustres

DIÓGENES LAERCIO


Prólogo del traductor

LIBRO PRIMERO
(Los siete sabios de Grecia - Primeros filósofos griegos: Escuela Jónica)
Proemio
Tales 
Solón
Quilón
Pítaco
Biante
Cleobulo
Periandro
Anacarsis Escita
Misón
Epiménides
Ferécides

LIBRO SEGUNDO
(Escuela Jónica - Sócrates - Discípulos de Sócrates)
Anaximandro
Anaxímenes
Anaxágoras
Arquelao
Sócrates
Jenofonte
Esquines
Aristipo
Fedón
Euclides
Diodoro
Estilpón
Critón
Simón
Glauco
Simias
Cebete
Menedemo

LIBRO TERCERO
Platón

LIBRO CUARTO
(Filósofos platónicos - La Academia de Platón)
Espeusipo
Jenócrates (o Xenócrates)
Polemón
Crates
Crantor
Arcesilao
Bión
Lacides
Carnéades
Clitómaco

LIBRO QUINTO
(Aristóteles - Filósofos aristotélicos)
Aristóteles
Teofrasto
Estratón
Licón
Demetrio
Heráclides


LIBRO SEXTO
(Escuela cínica)
Antístenes
Diógenes
Mónimo
Onesicrito
Crates (cínico)
Metrocles
Hiparquia
Menipo
Menedemo (cínico)

LIBRO SÉPTIMO
(La Stoa: Estocismo)
Zenón de Citio
Cleantes
Esfero
Crisipo

LIBRO OCTAVO
(Escuela italiana - Pitágoras y los pitagóricos)

Pitágoras
Empédocles
Epicarmo
Arquitas
Alcmeón
Hipaso
Filolao
Eudoxo

LIBRO NOVENO
Heráclito
Jenófanes
Parménides
Meliso
Zenón de Elea
Leucipo
Demócrito
Protágoras
Diógenes Apoloniata
Anaxarco
Pirrón
Timón

LIBRO DÉCIMO
Epicuro
 

 

BIBLIOTECA DEL PENSAMIENTO - Catálogo


VIDAS, OPINIONES Y SENTENCIAS DE LOS FILÓSOFOS MÁS ILUSTRES

Diógenes Laercio - Índice general



 

Diógenes Laercio - Vidas, opiniones y sentencias de los filósofos más ilustres           MENEDEMO (CÍNICO) - Libro Sexto

BIOGRAFÍA DE MENEDEMO (Cínico)

1. Menedemo fue discípulo de Caloto Lampsaceno. Dióse a la superstición en tanto extremo que, según Hipoboto, iba por las calles vestido de Furia, y diciendo que «venía del infierno a observar a los pecadores, para luego bajar allá y contárselo a los demonios». Su vestido era una túnica talar de color oscuro, ceñida con una zona encarnada; en la cabeza un casquete arcádico, que tenía bordados o tejidos los doce signos; coturnos trágicos, barba larguísima y con un báculo de fresno en la mano.

2. Hasta aquí las Vidas de los cínicos en particular: pondremos en común ahora sus dogmas, pues yo juzgo que ésta secta fue filosófica y no, como quieren algunos, cierto modo de vida. Son, pues, de sentir los cínicos que se deben quitar de la filosofía los tratados lógicos y físicos (y en esto no difieren de Aristón Quío), empleándose sólo en la moral: lo cual unos lo atribuyen a Sócrates, y Diocles a Diógenes, afirmando que éste dijo debemos inquirir

qué se hace malo o bueno en nuestra casa.

También reprueban las humanidades (411); y aun dice Antístenes que los que nacieron templados (442) ni aun deben saber las letras, para no pervertirse con lo ajeno. Quitan igualmente la geometría, la música y demás artes semejantes. Por lo cual Diógenes, a uno que le mostró un horóscopo, le dijo: «Utilísima cosa es ésa para que no nos falte qué cenar.» Y a otro que se gloriaba de músico, le dijo:

La humana ciencia rige las ciudades;
pero las cantinelas, ni una casa.

3. Establecen, por fin, el vivir según la virtud, como dice Antístenes en su Hércules, lo mismo que los estoicos, pues hay cierta analogía entre estas dos sectas; y así llamaron al cinismo un camino compendioso o un atajo para la virtud. De la misma suerte vivió Zenón Citereo. Gustan asimismo de una vida fácil y simple, usando de la comida sobriamente, y de sólo palios. Menosprecian la riqueza, la gloria y la nobleza. Muchos de ellos se contentaban con hierbas, y siempre beben agua fría. No buscan otro albergue que el que ocurre, aunque sea una tinaja, como Diógenes, el cual decía que «es propio de los dioses no necesitar nada, y de los que se parecen a los dioses necesitar de poquísimas cosas». Asientan que «la virtud es enseñable (como dice Antístenes en su Hércules), y que también es amisible. Que el sabio es digno de ser amado, no peca, es amigo de sus semejantes y nada deja al dominio de la fortuna» (443). A las cosas medias entre la virtud y el vicio las llama indiferentes, como igualmente Aristón Quío.

4. Éstos fueron los cínicos; pasemos ya a los estoicos, el primero de los cuales fue Zenón, discípulo de Crates.
 

__________

(441) Τά έγχύχλια μαΟήματα.- Véase la nota 127 a la vida de Aristipo.
(442) σώφρονας.
(443) Vitrubio, en el prefacio del lib. VI.

 

Diógenes Laercio - Vidas, opiniones y sentencias de los filósofos más ilustres           MENEDEMO (CÍNICO) - Libro Sexto

 

 

 

  © TORRE DE BABEL EDICIONES

Edición: Isabel Blanco - Maquetación y diseño web: Javier Echegoyen - Aviso legal y política de privacidad