TORRE DE BABEL EDICIONES

Portal de Filosofía,  Psicología y Humanidades

BIBLIOTECA DEL PENSAMIENTO - Catálogo

Diccionario Enciclopédico Hispano-Americano

Selección de artículos de una de las más importantes y clásicas Enciclopedias en lengua española

 

 Mitología griega e historia de los grandes hombres de Grecia

Sencilla exposición de la mitología griega, historia de los héroes, semidioses y hombres célebres griegos. Por Fernán Caballero.

 

Historia de la Filosofía

Edición digital de la Historia de la Filosofía de Jaime Balmes

 

Historia de la Filosofía

Explicación de la filosofía de los principales pensadores, resúmenes, ejercicios...

 

Diccionario de Filosofía

Breve definición de los términos y conceptos filosóficos más importantes

 

Biografías y semblanzas

Vidas y referencias biográficas de los filósofos y pensadores

 

Índices y sumarios

 Índices y sumarios de las obras clásicas del pensamiento

 

En la red y en español

Directorio y breve descripción de revistas de filosofía en español editadas en la red

 

Razón vital

Foro telemático dedicado a José Ortega y Gasset

 

Curso de Psicología

Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED)

 

Vocabulario de psicología

Explicación de los principales conceptos, tesis y escuelas en el área de la Psicología

 

La psicología contemporánea

Manual del filósofo y psicólogo español J. Vicente Viqueira

 

Vocabulario de economía

Principales conceptos de esa ciencia. Por el catedrático de economía José Manuel Piernas Hurtado

 

Legislación educativa y cultural

 

 

VOLTAIRE - DICCIONARIO FILOSÓFICO 

Índice (A) (B-C) (D-F) (G-N) (O-Z)



Voltaire es un precursor. Es el portaantorcha
del siglo XVIII, que precede y anuncia la Revolución.
Es la estrella de ese gran mañana. Los sacerdotes
tienen razón para llamarle Lucifer.


         VÍCTOR HUGO

 

Amor socrático  ◄

Voltaire - Diccionario Filosófico  

►  Anales

 

AMPLIFICACIÓN

Amplificación - Diccionario Filosófico de VoltaireCuéntase la amplificación como una figura retórica. Quizás tuvieran más razón si dijeran que era un «defecto». Cuando se expresa todo lo que se debe decir, no se amplifica, y cuando se dice todo lo que se debe decir, si se amplifica se dice demasiado. Cuando se refiere a los jueces un acto, bueno o malo, bajo todos sus aspectos, en ese relato no se comete la figura amplificación; pero si se le añaden datos impertinentes, se exagera el relato y se fastidia al que oye.

En otros tiempos conocí la costumbre en los colegios de conceder premios de amplificación. Esto era enseñar a los alumnos a ser difusos. Hubiera sido más útil premiar a los que acertaran a concentrar los pensamientos, porque este estudio les acostumbraría a hablar con más fuerza y energía. Pero al evitar la amplificación hay que no caer en la sequedad de estilo.

La excelente oda de Safo describiendo todos los síntomas del amor, y que está traducida a todos los idiomas, indudablemente no sería tan patética si no expresase la pasión ardientes que la referida poetisa sintió y se refiriese a otra cualquiera mujer. Sólo en este caso pudiera considerarse como amplificación.

La descripción de la tempestad que se encuentra en el primer libro de la Eneida tampoco es una amplificación. Es la descripción verdadera de todo lo que sucede en una tempestad; no hay en ella ninguna idea repetida, y la repetición es el defecto en que suelen incurrir casi todas las amplificaciones.

La amplificación, la declamación y la exageración fueron los abusos que cometieron siempre los escritores griegos. Pero de esta regla general hay que exceptuar a Demóstenes y a Aristóteles.

El transcurso del tiempo puso el sello de la aprobación casi universal  fragmentos de poesías absurdas, por contener éstas algunos rasgos brillantes que hacen olvidar el poco valor de los restantes versos, y porque los poetas que aparecieron después no lo hicieron mejor, y los principios informes de todo arte consiguen siempre alcanzar más reputación que el mismo arte perfeccionado.

En la actualidad, entre los franceses, la mayoría de los sermones y oraciones fúnebres y los aparatosos discursos que se pronuncian en ciertas ceremonias sólo son fastidiosas amplificaciones, y están llenos de lugares comunes, que se repiten hasta la saciedad. Esos discursos debían pronunciarse raras veces, y así resultarían soportables. ¿A qué conduce hablar mucho cuando no hay nada nuevo que decir? Hora es ya de poner freno a tan exagerado derroche de palabras.

Voltaire - Diccionario Filosófico    

 AMPLIFICACIÓN

 

Amor socrático  ◄

 

►  Anales

 

 

  © TORRE DE BABEL EDICIONES - Edición: Isabel Blanco  - Aviso legal y política de privacidad