TORRE DE BABEL EDICIONES

Portal de Filosofía,  Psicología y Humanidades

Diccionario Enciclopédico Hispano-Americano
Selección de artículos de una de las más importantes y clásicas Enciclopedias en lengua española

Biblioteca del pensamiento
Textos íntegros de obras fundamentales en Filosofía y Humanidades

Biografías y semblanzas
Vidas y referencias biográficas de los filósofos y pensadores

Índices y sumarios
 Índices y sumarios de las obras clásicas del pensamiento

En la red y en español
Directorio y sumarios  de revistas de filosofía en español editadas en la red

Historia de la filosofía
Los principales pensadores: teoría, ejercicios, textos resúmenes...

Historia de la filosofía
Edición digital de la Historia de la Filosofía de J. Balmes

Diccionario filosófico
de Voltaire
Edición digital

Diccionario de filosofía
Breve definición de los conceptos filosóficos más importantes

Razón vital
Foro dedicado a José Ortega y Gasset

Curso de Psicología

Vocabulario de psicología
Los principales conceptos, tesis y escuelas en el área de la Psicología

La psicología contemporánea
Manual del filósofo y psicólogo español J. Vicente Viqueira
 

 

 

VOCABULARIO DE LA ECONOMÍA - José Manuel Piernas Hurtado (1843-1911)

Índice


 

   
   

Gremios  ◄

Principales conceptos de economía

    ►  Importación

Huelga

Paralización o suspensión en los trabajos de la industria. Se dice más especialmente de la vacación producida por el abandono que voluntariamente hacen del trabajo los capitalistas o los obreros.

La falta de equidad y de armonía en las relaciones de trabajadores y capitalistas es la causa de esas huelgas. Cada uno de los elementos activos de la producción trata de aumentar, a expensas del otro, sus beneficios en la industria, y para lograrlo, cuando la situación del mercado les favorece, los empresarios se conciertan a fin de cerrar los talleres y despedir a los trabajadores si no aceptan la rebaja del salario, y a su vez los obreros abandonan de común acuerdo al capitalista, que no consiente en elevar la retribución que perciben. El deseo de mejorar su condición es más natural y más vivo en los trabajadores y ellos son los que con mas frecuencia se declaran en huelga.

 

Las coaliciones y las huelgas a que conducen no constituyen delito por sí mismas y deben ser enteramente libres, porque el Estado no tiene los datos, ni la competencia necesaria para juzgarlas. Esos procedimientos serán legítimos, si se proponen remediar alguna injusticia de la ley de la oferta y la demanda que separa el salario corriente del natural, como serán altamente inmorales en cualquiera otro caso, porque entonces tienden a arrebatar al capital o al trabajo los beneficios que les corresponden.

Pero las huelgas, aunque no puede negarse que recientemente han procurado algunas ventajas a los obreros, son un triste recurso, opuesto a los intereses de todos y contraproducente las más de las veces, son un arma de de dos filos, que hiere con frecuencia al mismo que la maneja. El primer efecto de una huelga consiste en la paralización de la industria, que perjudica por de pronto al capitalista y al trabajador, porque aquél se queda sin el interés y éste sin el salario, al último sobre todo, que se ve obligado a consumir sus ahorros, si los tiene, o a imponerse duras privaciones. Las huelgas son además una declaración de guerra, colocan en el terreno de la violencia las relaciones de obreros y empresarios y suelen venir tras ellas desórdenes, colisiones y conflictos de suma gravedad. Por último, las huelgas concluyen al cabo de más o menos tiempo, como toda lucha, cuando cede o sucumbe alguno de los contendientes, y la victoria no es del que tiene razón, sino del más fuerte: el vencido tiene que volver a aceptar las condiciones que antes rehusaba, o tal vez otras peores, y los daños sufridos por unos y otros no pueden remediarse de modo alguno.

Que las relaciones de trabajadores y capitalistas, verdaderos hermanos en la industria, se inspiren en la justicia y en el mutuo respeto, que cada cual reconozca su misión y sus deberes, y las huelgas, aunque no desaparezcan por completo, dejarán de ser continuas y alarmantes para representar tan sólo alguna diferencia accidental y pasajera. Ese fin ha de lograrse con la propagación de las verdades económicas, el establecimiento de los jurados mixtos y más directamente todavía, con las nuevas formas que se van adoptando para la retribución del trabajo. La participación del obrero en los beneficios de la industria a que concurre, es decir, el salario-dividendo y el desarrollo de los otros grados más perfectos de la asociación cooperativa, han de ir estrechando las distancias que separan a los dos factores de la producción y haciendo cada día más eficaz y visible la comunidad de intereses que los enlaza. (V. Retribución, Jurados mixtos y Salario.)



Vocabulario de la Economía - Nomenclatura y principales conceptos de economía (editado: 5-11-2007)                                          HUELGA

Gremios  ◄

 

    ►  Importación

 

 

© TORRE DE BABEL EDICIONES - Edición: Isabel Blanco - Maquetación y diseño web: Javier Echegoyen -  Aviso legal y política de privacidad