TORRE DE BABEL EDICIONES

Diccionario Enciclopédico Hispano-Americano
 

Diccionario filosófico

Diccionario de Filosofía

Vocabulario de Psicología

Vocabulario de economía

Biografías y semblanzas

Biblioteca del Pensamiento

Historia de
la Filosofía

Portal de Filosofía, Psicología y Humanidades

Selección de artículos de
 la clásica Enciclopedia española

 Edición íntegra del famoso diccionario de Voltaire

Breve definición de los términos filosóficos

Explicación de los conceptos, tesis
y escuelas

Principales conceptos de
esa ciencia

Vidas de los filósofos y pensadores

Textos íntegros de obras clásicas
de Filosofía

La filosofía de los principales pensadores, resúmenes, ejercicios...


La Mitología contada a los niños e historia de los grandes hombres de Grecia  
 

MITOLOGÍA DE LA JUVENTUD
 

Introducción al estudio de la Mitología

De los dioses de la Grecia y de Roma

 

Anfión

Apolo

Aquiles

Arión

Arpías

Atlas

La Aurora

 

Baco

Bóreas

 

Caos y descendientes

Castor

Ceres

Cibeles

Cupido

 

Deucalión

Diana

Las Dríadas

 

Eneas

Eolo

Esculapio

La Esfinge

 

Fama

Los Faunos

Flora

La Fortuna

Las Furias o Euménides

 

Las Gorgonas

Las Gracias

 

Harpócrates

Hebe

Hércules

Las Hespérides

Higiía

Himeneo

 

Los Infiernos

 

Jano

Jason

Juno

Júpiter

 

Los dioses Lares

 

Marte

Mercurio

Midas

Minerva

Momo

Morfeo

Las Montañas, los Ríos

Las Musas

 

Las Náyades

Neptuno

Las Nereidas

 

El monte Olimpo y los juegos Olímpicos

Orfeo

 

Pan

Las Parcas

Los dioses Penates

Perseo

Pluto

Plutón

Pólux

Pomona

Príapo

Prometeo

Proteo

 

Los Sátiros

Saturno

Las Sirenas

El Sueño

 

Termino

Teseo

Los Tritones

Troya: reyes, guerra y destrucción de Troya

 

Ulises

 

Venus

Vertumno

Vesta la menor o pequeña

Vulcano

 

Zéfiro

 

Conclusión

 

 

Mitología de la Juventud

o Historia Fabulosa para la inteligencia de los poetas y autores antiguos


Índice
 

 

Mitología de la juventud - Capítulo XVII - Baco

P. ¿Quién era Baco?

R. Baco, dios del vino, era hijo de Júpiter y Sémele, hija de Cadino, rey de Tebas.

P. ¿Qué circunstancias extraordinarias hicieron notable su nacimiento?

R. Juno, celosa de Sémele, resolvió perderla. Se la apareció bajo la forma de Béroe, su nodriza, y la hizo entender que se la engañaba tomando la figura de Júpiter; que para asegurarse de la verdad debía exigir de este dios que se mostrase a ella armado de sus rayos y con todo el aparato de la soberanía. Lo obtuvo; pero en el momento en que Júpiter se apareció, un rayo puso fuego al Palacio, y Sémele pereció en el incendio. Sin embargo Júpiter salvó al niño, que llevaba ella en su vientre y que no tenia aun si no siete meses; se dice que se lo metió en un muslo hasta que llegase al término del nacimiento. Apenas se verificó éste, Mercurio tuvo orden de entregarle a las ninfas del monte Nyla, en Arabia, que tuvieron cuidado de criarle; al viejo Sileno se encargó su educación.

P. ¿Qué se cuenta de su niñez?

R. Habiéndole hallado dormido algunos comerciantes tirrenos, se lo llevaron en su navío con intención de hacerle esclavo; pero el buque se quedó repentinamente inmóvil en medio del mar, los mástiles aparecieron entrelazados con vástagos de viñas, y los remos con yedra; los marineros, volviéndose locos, de repente, se lanzaron a las olas y fueron transformados en delfines.

P. ¿Qué hazañas le distinguieron en su juventud?

R. Baco se distinguió particularmente en la guerra que los Gigantes emprendieron contra el cielo, porque, mientras los otros dieses y diosas huyeron a Egipto, bajo la forma de diferentes animales (1), Baco peleó valerosamente bajo la figura de un león.

P. ¿Qué hizo después?

R. Habiendo resuelto Baco hacer la conquista de la India, juntó un ejército considerable compuesto de hombres y mujeres. En esta expedición todo cedió al presentarse él solamente, y enseñó a los pueblos la agricultura y el arte de cultivarlas viñas.

P. ¿No castigaba con excesivo rigor a los que le insultaban?

R. Sí: una matrona de Tebas llamada Alcitoe, no habiendo querido asistir a sus fiestas, porque iban acompañadas de ceremonias indecentes, fue transformada en murciélago; y Penteo, por haberse burlado también de ellas, fue despedazado por las Bacantes, en cuyo número se hallaba su propia hermana.

P. ¿Qué hizo además de esto?

R. Habiendo Midas, rey de Frigia, recibido en su corte a Sileno, uno de los favoritos de Baco, este dios, para pagarle su hospitalidad, prometió que le concedería cuanto le pidiese.

P. ¿Qué le pidió Midas y cuales fueron las consecuencias?

R. Midas, tan ignorante como avaro, pidió que todo lo que tocase se convirtiese en oro, y lo obtuvo. Pero no tardó mucho en ver que esto era una verdadera calamidad, pues hasta su comida se volvía metal cuando la tocaba para llevarla a la boca.

P. ¿Qué hizo entonces?

R. Suplicó al dios que le retirase el don funesto que le había hecho. Habiendo consentido Baco, le mandó que se lavase en el río Pactólo, que desde entonces lleva arenas de oro.

P. ¿Como se celebraban las fiestas de Baco?

R. De diferentes maneras, pero las principales llamadas Bacanales, Dionisias u orgías, eran celebradas por hombres, mujeres y muchachas, todos vestidos con pieles de animales. Las muchachas llevaban tirsos (especie de madias lanzas) adornados de yedra y de pámpanos, y parecían inspiradas. Las mujeres hechas, repartidas en bandas y coronadas de yedra, corrían como locas, suelto al aire el cabello, y haciendo las más horribles contorsiones, todo al ruido de címbalos y tambores. En medio de esta tropa se veían hombres borrachos, vestidos de Faunos, de Sátiros y de Silenos, coronados de yedra como las mujeres. Después iba una multitud de hombres montados sobre burros, seguidos de mujeres y de Bacantes o Ménades, que daban aullidos espantosos.

P. ¿Estas solemnidades no eran deshonradas con la más vituperable disolución?

R. Sí: entre los griegos y romanos se ejecutaba en ellas todo genero de desordenes escandalosos, pero esta licencia, habiendo, en fin, llamado la atención del senado de Roma, fueron prohibidas para siempre las fiestas de Baco.

P. ¿Como se representa a Baco?

R. Por lo general bajo la forma de un bello joven, que tiene el aire afeminado y la cabeza coronada de yedra y de hojas de pámpanos. Lleva en la mano un tirso, también envuelto en hojas; su carro está tirado por leones o panteras, y va acompañado del viejo Sileno montado en un burro, de Ninfas y de Sátiros.

P. ¿Con quién se casó Baco?

R. Se casó con Ariadna hija de Minos, rey de Creta, que halló abandonada por Teseo en la isla de Naxos. La regaló una corona de siete estrellas, que a su muerte colocó en el cielo en forma de constelación.

P. ¿Tuvo hijos Baco?

R. Sí: tuvo de Ariadna a Himeneo, dios del matrimonio, y algunos otros, que no merecen mención particular.

P. ¿Con qué sobrenombres se distingue a Baco?

R. Los sobrenombres de este dios son muy numerosos, pero basta citar los siguientes: Dionisio, Briséo, Yaco, Bimater, Leneo y Liber-Pater.

__________

(1) Esto explica la veneración que los egipcios tenían por ciertos animales.

 

Mitología de la juventud o historia fabulosa para la inteligencia de los poetas y autores antiguos - BACO

 

  © TORRE DE BABEL EDICIONES - Edición, maquetación y diseño web: Javier Echegoyen - Aviso legal y política de privacidad