DICCIONARIO
FILOSÓFICO
DE ARISTÓTELES

accidente

anterioridad y posterioridad

cantidad (cuanto)

causa

cualidad

disposición

elemento

en qué o por qué (por lo que)

estado (hábito)

falso

género

identidad, heterogeneidad
(ser otro), diferencia, semejanza

naturaleza

necesario

opuesto y contrario

parte

pasión (afección)

perfecto

potencia (poder)

posesión (tener)

principio

privación

relación (relativo)

ser (ente)

ser o provenir de (proceder de algo)

sustancia

término

todo (entero)

truncado (mutilado)

unidad, uno

TORRE DE BABEL

EDICIONES

Filosofía, Psicología
y Humanidades

Historia de la filosofía
 

La filosofía de los principales pensadores, resúmenes,
textos, enlaces, ejercicios..

Historia de la

 filosofía


Zeferino González

Diccionario

filosófico


Voltaire

Diccionario

de filosofía

Breve definición de los 
términos filosóficos
más importantes

 

DICCIONARIO FILOSÓFICO - ARISTÓTELES

Términos filosóficos principales empleados por Aristóteles - índice

 

 

IDENTIDAD, HETEROGENEIDAD, DIFERENCIA, SEMEJANZA

      Identidad (Ταὺτὰ). Por lo pronto hay identidad accidental; y así la hay entre lo blanco y lo músico, porque son accidentes del mismo ser; entre el hombre y el músico, porque el uno es el accidente del otro. Porque el músico es el accidente del hombre, y se dice: hombre músico. Esta expresión es idéntica a cada una de las otras dos, y cada una de éstas a aquella; puesto que, para nosotros, hombre y músico son lo mismo que hombre músico, y recíprocamente. En todas estas identidades no hay ningún carácter universal.

 No es cierto que todo hombre sea la misma cosa que músico; lo universal existe de suyo, mientras que lo accidental no existe por si mismo, sino simplemente como atributo de un ser particular. Se admite la identidad de Sócrates y de Sócrates músico, y es porque Sócrates no es la esencia de muchos seres; y así no se dice: todo Sócrates, como se dice: todo hombre.

Además de la identidad accidental, hay la identidad esencial. Se aplica, como la unidad en sí, a las cosas cuya materia es una, sea por la forma, sea por el número, sea genéricamente, así como a aquellas cuya esencia es una. Se ve, pues, que la identidad es una especie de unidad de ser, unidad de muchos objetos, o de uno solo tomado como muchos; por ejemplo, cuando se dice: una cosa es idéntica a si misma, la misma cosa es considerada como dos.

Se llaman heterogéneas (ἕτερα) las cosas que tienen pluralidad de forma, de materia, o de definición; y en general la heterogeneidad es lo opuesto a la identidad.

Diferente (Διάφορα) se dice de las cosas heterogéneas, que son idénticas bajo algún punto de vista, no cuando lo son sólo bajo el del número, sino cuando lo son bajo el de la forma, o del género, o de la analogía. Se dice también de lo que pertenece a géneros diferentes de los contrarios, y por último, de todo lo que tiene en la esencia alguna diversidad.

Las cosas semejantes (ὅμοια) son las sujetas a las mismas modificaciones, entre las que hay más relación que diferencia, y las que tienen la misma cualidad. Y por contrarias que puedan aparecer las cosas, si el mayor número de los caracteres o los principales se parecen, sólo por esto hay semejanza.

En cuanto a lo desemejante, se toma en todos los sentidos opuestos a lo semejante.

Aristóteles, Metafísica, libro V, 9
 

 

  © TORRE DE BABEL EDICIONES - Edición: Javier Echegoyen  - Aviso legal y política de privacidad