DICCIONARIO
FILOSÓFICO
DE ARISTÓTELES

accidente

anterioridad y posterioridad

cantidad (cuanto)

causa

cualidad

disposición

elemento

en qué o por qué (por lo que)

estado (hábito)

falso

género

identidad, heterogeneidad
(ser otro), diferencia, semejanza

naturaleza

necesario

opuesto y contrario

parte

pasión (afección)

perfecto

potencia (poder)

posesión (tener)

principio

privación

relación (relativo)

ser (ente)

ser o provenir de (proceder de algo)

sustancia

término

todo (entero)

truncado (mutilado)

unidad, uno

TORRE DE BABEL

EDICIONES

Filosofía, Psicología
y Humanidades

Historia de la filosofía
 

La filosofía de los principales pensadores, resúmenes,
textos, enlaces, ejercicios..

Historia de la

 filosofía


Zeferino González

Diccionario

filosófico


Voltaire

Diccionario

de filosofía

Breve definición de los 
términos filosóficos
más importantes

 

DICCIONARIO FILOSÓFICO - ARISTÓTELES

Términos filosóficos principales empleados por Aristóteles - índice

 

 

MUTILADO O TRUNCADO

     Mutilado o truncado (Κολοβὸν) se dice de las cantidades, pero no de todas indistintamente; es preciso no sólo que puedan ser divididas, sino también que formen un conjunto: el número dos no resulta mutilado si se quita una de las dos unidades, porque la parte quitada por mutilación jamás es igual a lo que queda del objeto. Lo mismo sucede con todos los números.

Para que haya mutilación, es preciso que la esencia persista; cuando una copa se mutila, es aún una copa. Ahora bien, el numero, después de la mutilación, no queda el mismo. No basta, sin embargo, para que haya mutilación, que las partes del objeto sean diferentes. Hay números, cuyas partes difieren: estas partes pueden ser dos y tres. En general, no hay mutilación respecto de las cosas en que la colocación de las partes es indiferente, como el fuego y el agua; para que haya mutilación, es preciso que la colocación de las partes afecte a la esencia misma del objeto. Es preciso, además, que haya continuidad; porque hay en una armonía tonos diferentes dispuestos en un orden determinado, y sin embargo, no se dice jamás que se mutila una armonía. Unid a esto que esta expresión no se aplica ni a todo conjunto, cualquiera que él sea, ni a un conjunto privado de una parte cualquiera. No es preciso arrancar las partes constitutivas de la esencia; el punto que ocupaban las partes no es tampoco indiferente. No se dice mutilada una copa por estar rajada; lo está cuando el asa o el borde han sido arrancados. Un hombre no esta mutilado por haber perdido parte de la gordura o el bazo, sino si ha perdido alguna extremidad; y esto no respecto a todas las extremidades; es preciso que sea tal que, una vez mutilada, no pueda reproducirse jamás. Por esto no se dice de los calvos que están mutilados.

Aristóteles, Metafísica, libro V, 27
 

 

  © TORRE DE BABEL EDICIONES - Edición: Javier Echegoyen  - Aviso legal y política de privacidad