TORRE DE BABEL EDICIONES
Portal de Filosofía,  Psicología y Humanidades

Diccionario Enciclopédico Hispano-Americano

Selección de artículos de una de las más importantes y clásicas Enciclopedias en lengua española

 

Diccionario filosófico
de Voltaire. Edición íntegra

 

Diccionario de Filosofía

Breve definición de los términos y conceptos filosóficos más importantes

 

Historia de la Filosofía

Explicación de la filosofía de los principales pensadores, resúmenes, ejercicios...

 

Historia de la Filosofía

 Edición digital de la Historia de la Filosofía de Jaime Balmes

 

Vidas, opiniones y sentencias de los filósofos más ilustres

 Edición digital íntegra de la obra de Diógenes Laercio

Compendio de las vidas de los filósofos antiguos

Fénelon (François de Salignac de La Mothe-Fénelon)
 

Biografías y semblanzas

Vidas y referencias biográficas de los filósofos y pensadores

 

Índices y sumarios

 Índices y sumarios de las obras clásicas del pensamiento

 

En la red y en español

Directorio y breve descripción de revistas de filosofía en español editadas en la red

 

Razón vital

Foro telemático dedicado a José Ortega y Gasset

 

Curso de Psicología

Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED)

 

Vocabulario de psicología

Explicación de los principales conceptos, tesis y escuelas en el área de la Psicología

 

La psicología contemporánea

Manual del filósofo y psicólogo español J. Vicente Viqueira

 

 Mitología griega e historia de los grandes hombres de Grecia

Sencilla exposición de la mitología griega, historia de los héroes, semidioses y hombres célebres griegos. Por Fernán Caballero.

 


HISTORIA DE LA FILOSOFÍA                                             

ZEFERINO GONZÁLEZ (1831-1894)                                                        

Tomo I - Tomo II - Tomo III - Tomo IV                                                       

 

 

Historia de la Filosofía - Tomo II - Segunda época filosófica
La filosofía cristiana

§ 31 - GERBERTO

Hacia mediados del siglo X nacía en la Auvernia, y probablemente en Aurillac, Gerberto, el hombre más celebrado de su siglo bajo el punto de vista científico. Generalmente se ha creído y se ha escrito que Gerberto adquirió sus conocimientos y su saber en las escuelas arábigas de Córdoba y Sevilla; pero hoy, después del descubrimiento y publicación de la Historia escrita por su discípulo Richer, consta de una manera casi, indudable, que habiendo ido Borrel, conde de Barcelona, en peregrinación al monasterio de Aurillac, donde Gerberto, muy joven aún, estudiaba a la sazón gramática, y habiendo sabido éste que en España florecía el estudio de las ciencias, acompañó al conde Borrel, el cual confió su educación e instrucción al obispo de Vich, cuyo nombre era Hatón. Allí fue donde estudió las matemáticas y las ciencias naturales que le dieron tanto renombre entre sus contemporáneos y sucesores, sin frecuentar ni acercarse siquiera a las escuelas de los árabes, como se había supuesto. Terminada su educación literaria y científica, Gerberto hizo la peregrinación de Roma en compañía de su protector Borrel y de su maestro Hatón. Habiéndose quedado en Roma por mandato del Papa y a ruegos del emperador Otón, Gerberto regresó después de algún tiempo a su patria, y encargado de la enseñanza en un monasterio de Reims, vio acudir a su cátedra muchos discípulos, entre los cuales se cuentan el príncipe Roberto de Francia, Fulberto, obispo de Chartres, Abdón, abad de Fleury, y el citado Richer, que escribió una Historia de Francia en cuatro libros. Gerberto, después de haber sido Arzobispo de Reims, fue elegido Papa en 999, y falleció en 1003.

La extensión y superioridad de sus conocimientos, especialmente en ciencias naturales y físicas, le granjearon fama de mágico entre el vulgo de su siglo. Las noticias y datos que nos suministra su discípulo y biógrafo Richer, prueban que su saber era verdaderamente extraordinario, atendidas las circunstancias de la época. Según este biógrafo, Gerberto comenzaba su enseñanza por la Dialéctica de Aristóteles, explicando sucesivamente la Introducción o Isagoge de Porfirio, las Categorías del Estagirita, los Tópicos del mismo, traducidos por Cicerón y comentados por Boecio, dos libros de silogismos categóricos, un libro sobre la Definición y otro sobre la División. Seguía después la retórica, en la que familiarizaba a sus discípulos con los poetas Terencio, Virgilio, Juvenal, Horacio y otros.

 

       Por lo que hace a las matemáticas, hizo elemental y fácil el conocimiento de la aritmética, popularizó la música, desconocida antes en las Galias, y dispuso o distribuyó sus géneros, distinguiendo los tonos, semitonos, consonancias, sonidos, empleando al efecto un monacordio. Para facilitar el conocimiento de la astronomía, haciéndola accesible a todos, construyó maravillosos instrumentos, y especialmente una esfera del mundo, por medio de la cual explicaba los movimientos del sol y de las estrellas, las diferencias de climas, de estaciones, del día y la noche. Construyó también otra esfera armilar con el objeto de representar las constelaciones.

Estas indicaciones de Richer acerca del vasto saber y especiales conocimientos de Gerberto, se hallan confirmadas por el testimonio de otros autores contemporáneos, y, lo que es más, por el más autorizado del mismo Gerberto, por cuyas cartas venimos en conocimiento de que no perdonaba gasto ni fatiga para adquirir libros y completar su biblioteca (1),lo mismo que para adquirir, proporcionar a otros y hasta construir por sí mismo toda clase de instrumentos destinados a facilitar el conocimiento de las ciencias. Así es que nos habla de figuras astronómicas y geométricas (de Astrologia praeclarissima quoque figurarum, Geometriae, allaque non minus admiranda) dignas de toda admiración, y nos habla también de una esfera de difícil ejecución que tenía comenzada, destinada a representar el horizonte y toda la belleza de los cielos: Difficillimi operis incepimus Sphaeram, quae et torno jam sit eoxpolita.... cum horizonte ac diversa coelorum pulchritudine insignitam.

Sabido es también que, según el testimonio de algunos autores antiguos, Gerberto fue el primero que construyó relojes de ruedas y órganos hidráulicos. Pero sea de esto lo que quiera, es incontestable que poseía a maravilla el genio mecánico, pues sabemos por su propio testimonio que inventó y construyó figuras hasta para enseñar y facilitar el estudio de la retórica (2), obra o figura que califica de admirable y útil para el objeto indicado.

__________

(1) «Cui rei preparandae Bibliothecam assidue comparo, et sicut Romae dudum ac in aliis partibus Italiae, in Gemiania quoque et Belgica scriptores, authorumque exemplaria multitudine nummorum redemi, adjutus benevolentia ac studio amicorum.... quos (libros) scribi velimus, in fine Epistolae designabimus. Scribenti membranam sumptusque necessarios, ad vestrum imperium dirigemus.» Epist. Gerberti, epíst. 44.

(2) Es por demás curioso y notable el pasaje en que habla de este punto: «Quorum ob amorem et jam exacto aulumno, quamdam figuram edidi artis Rethoricae, depositam in VI et XX membranis sibi invicem connexis et concatenatis.... opus sane expertibus mirabile, studiosis utile, ad res Rhetorum fugaces et caliginosissimas comprehendendas, atque in animo collocandas.» Ibid., epíst. 92.

Rabano Mauro y Enrique de Auxerre                                             Segundo periodo de la Filosofía escolástica

 

 

  © TORRE DE BABEL EDICIONES - Edición: Javier Echegoyen  - Aviso legal y política de privacidad