TORRE DE BABEL EDICIONES
Portal de Filosofía,  Psicología y Humanidades

Diccionario Enciclopédico Hispano-Americano

Selección de artículos de una de las más importantes y clásicas Enciclopedias en lengua española

 

Diccionario filosófico
de Voltaire. Edición íntegra

 

Diccionario de Filosofía

Breve definición de los términos y conceptos filosóficos más importantes

 

Historia de la Filosofía

Explicación de la filosofía de los principales pensadores, resúmenes, ejercicios...

 

Historia de la Filosofía

 Edición digital de la Historia de la Filosofía de Jaime Balmes

 

Vidas, opiniones y sentencias de los filósofos más ilustres

 Edición digital íntegra de la obra de Diógenes Laercio

Compendio de las vidas de los filósofos antiguos

Fénelon (François de Salignac de La Mothe-Fénelon)
 

Biografías y semblanzas

Vidas y referencias biográficas de los filósofos y pensadores

 

Índices y sumarios

 Índices y sumarios de las obras clásicas del pensamiento

 

En la red y en español

Directorio y breve descripción de revistas de filosofía en español editadas en la red

 

Razón vital

Foro telemático dedicado a José Ortega y Gasset

 

Curso de Psicología

Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED)

 

Vocabulario de psicología

Explicación de los principales conceptos, tesis y escuelas en el área de la Psicología

 

La psicología contemporánea

Manual del filósofo y psicólogo español J. Vicente Viqueira

 

 Mitología griega e historia de los grandes hombres de Grecia

Sencilla exposición de la mitología griega, historia de los héroes, semidioses y hombres célebres griegos. Por Fernán Caballero.

 


HISTORIA DE LA FILOSOFÍA                                             

ZEFERINO GONZÁLEZ (1831-1894)                                                        

Tomo I - Tomo II - Tomo III - Tomo IV                                                       

 

 

Historia de la Filosofía - Tomo III - Crisis escolástico-moderna

§ 19 - ISAAC CARDOSO

Este filósofo español, de procedencia judaica, aunque escribió en el siglo XVII, pertenece, sin embargo, al Renacimiento, porque su criterio, sus tendencias y su doctrina son como el reflejo del criterio, doctrina y tendencias de los Morcillo, Valles y demás representantes de la escuela relativamente independiente de que aquí se trata.

 

    Porque si Cardoso conserva el fondo del pensamiento cristiano en la Philosophia libera, y hasta el fondo también del pensamiento escolástico en la teodicea, que forma parte de la misma, es igualmente incontestable que en muchas cuestiones, referentes a la física y la antropología, el filósofo judío se separa de las tradiciones filosófico-escolásticas, para reemplazarlas con ideas y soluciones eclécticas.

Así vemos al autor de la Philosophia libera reproducir la antigua teoría atomística, considerando los átomos como principios y elementos de las substancias materiales y de todas sus propiedades y efectos.

En conformidad con esta teoría atomística, Cardoso enseña

a) Que no solamente la luz, sino el calor, el frío, la sequedad, y en general todas aquellas cualidades que se dicen primeras, son substancias muy sutiles (tenuissimae substantiae sunt) que penetran los cuerpos y producen en ellos determinadas mutaciones.

b) Que el alma de los brutos es una parte ígnea o sutilísima (pars illa ignea animalibus admixta) que, en combinación con las demás partes del animal, produce las funciones que en éste observamos. Esta alma no informa substancialmente todo el cuerpo, aun tratándose de los animales perfectos, sino que reside en el corazón, si se trata de éstos, y en la parte que corresponde al corazón, si se trata de los animales imperfectos: Unde in animalibus perfectis cor est praecipua sedes animae, in imperfectis vero est illa pars quae cordi correspondet.

c) Que la razón y la mano son como los caracteres fundamentales y la razón suficiente de la superioridad del hombre sobre los animales; pues si con la razón, que es el arte de las artes y anterior a todas las artes (ratio est ars artium et ante omnes artes), contempla las cosas celestiales, mide los mundos y conoce al mismo Dios, con la mano, que es el órgano de los órganos, forma obras prodigiosas y superiores a toda alabanza: Manu prodigiosa opera efformat et quae excedunt omnem laudem.

d) Que el alma racional es una substancia incorpórea y espiritual, según se prueba, entre otras razones, porque el entendimiento es una facultad capaz de reflexión sobre sí misma, y porque su objeto es lo verdadero o el ente, objeto que comprende en sí todas las cosas y cuyo conocimiento exige la independencia por parte de la razón de todo órgano material. Esta alma debe su origen y su ser a la acción de Dios (1), que la sacó de la nada.

e) Que aunque es muy difícil señalar la época en que se verifica la unión de esta alma racional con el cuerpo, debe tenerse por muy probable que esta unión se realiza durante los tres días primeros de la concepción; en todo caso, no debe admitirse que al alma racional preceda en el feto alma sensitiva ni vegetativa.

f) Que las facultades propias del alma racional son el entendimiento y la voluntad; pero ésta es superior y más noble que el entendimiento. Éste no necesita de especies inteligibles para conocer, y por consiguiente debe rechazarse la doctrina de Aristóteles acerca del entendimiento agente y posible.

La inmortalidad del alma, según Cardoso, no es solamente una verdad científica y demostrada, sino una especie de verdad innata y general, una especie de primer principio.

Isaac Cardoso discurre largamente, y no sin acierto, acerca de la fisionomía, a la que define diciendo que es ars quae ex signis exterioribus internas affectiones investigat.

__________

(1) «Anima neque est corporea, neque particula Dei, neque per traducem fit; non est de natura Angelorum, neque supra illos eminens, neque creatur ab aliqua intelligentia, neque ante corpus creatur, neque ex anima mundi deducitur atque in illam postea transfusa, neque unica tantum in specie humana, neque composita ex parte corporea et immateriali, sed est substantia mirabilis, incorporea, indivisibilis, intelligens, immortalis, imago Dei, a quo fuit creata ex nihilo, libera, suae faelicitatis architectrix, suae miseriae auctor.» Philosoph. libera, lib. VI, cuest. 76.

Francisco Vallés                                                                             Continuación de la escuela independiente

 

 

  © TORRE DE BABEL EDICIONES - Edición: Javier Echegoyen  - Aviso legal y política de privacidad