TORRE DE BABEL EDICIONES
Portal de Filosofía,  Psicología y Humanidades

Diccionario Enciclopédico Hispano-Americano

Selección de artículos de una de las más importantes y clásicas Enciclopedias en lengua española

 

Diccionario filosófico
de Voltaire. Edición íntegra

 

Diccionario de Filosofía

Breve definición de los términos y conceptos filosóficos más importantes

 

Historia de la Filosofía

Explicación de la filosofía de los principales pensadores, resúmenes, ejercicios...

 

Historia de la Filosofía

 Edición digital de la Historia de la Filosofía de Jaime Balmes

 

Vidas, opiniones y sentencias de los filósofos más ilustres

 Edición digital íntegra de la obra de Diógenes Laercio

Compendio de las vidas de los filósofos antiguos

Fénelon (François de Salignac de La Mothe-Fénelon)
 

Biografías y semblanzas

Vidas y referencias biográficas de los filósofos y pensadores

 

Índices y sumarios

 Índices y sumarios de las obras clásicas del pensamiento

 

En la red y en español

Directorio y breve descripción de revistas de filosofía en español editadas en la red

 

Razón vital

Foro telemático dedicado a José Ortega y Gasset

 

Curso de Psicología

Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED)

 

Vocabulario de psicología

Explicación de los principales conceptos, tesis y escuelas en el área de la Psicología

 

La psicología contemporánea

Manual del filósofo y psicólogo español J. Vicente Viqueira

 

 Mitología griega e historia de los grandes hombres de Grecia

Sencilla exposición de la mitología griega, historia de los héroes, semidioses y hombres célebres griegos. Por Fernán Caballero.

 


HISTORIA DE LA FILOSOFÍA                                             

ZEFERINO GONZÁLEZ (1831-1894)                                                        

Tomo I - Tomo II - Tomo III - Tomo IV                                                       

 

 

Historia de la Filosofía - Tomo II - Segunda época filosófica
La filosofía cristiana - Filosofía judía

§ 99 - LA CÁBALA

 

      No es posible hablar de la Filosofía judaica sin hacer mención de la Cábala, que constituye uno de sus elementos, una de sus formas características, o, si se quiere, una de sus fases en siglos anteriores. Al analizar los sistemas gnósticos, hicimos ya notar que algunos de ellos, y con especialidad los de Basílides y Valentín, presentaban vestigios evidentes de principios y elementos cabalísticos. 

No ha faltado quien busque los primeros vestigios de la Cábala en la versión de los Setenta, y hasta en las sentencias de Sirach y en el libro de la Sabiduría. Algo más se aproximan a la verdad los que relacionan el origen y manifestaciones de la Cábala con el zoroastrismo, bien que transformado en emanatismo panteísta y también con el neoplatonismo teosófico. No carece de fundamento y verosimilitud la opinión de los que sospechan que el sistema, medio místico y medio filosófico de los esenios, influyó en el origen y desarrollo de la Cábala. Cualquiera que sea la opinión que se adopte acerca del origen de la Cábala, cuestión en que sólo caben conjeturas, como observa Ueberweg (nur Vermuthungen sind möglich), poseemos noticias más exactas acerca de la misma, considerada en su proceso y desarrollo.

Dos son los libros principales en que se halla contenida y desarrollada la doctrina o digamos la Filosofía cabalística. Uno de ellos, o sea el Yecira, se supone escrito en la época talmúdica, y en el siglo X de la era cristiana pasaba ya por libro muy antiguo. Es probable que la antigüedad del segundo, llamado Zohar, es inferior a la del Yecira, por más que gran parte de las ideas y teorías en él contenidas traigan su origen de la época gnóstica o de los tiempos anteriores. La opinión de los críticos que afirman que el Zohar no fue compilado hasta el siglo XIII, es muy fundada, aun prescindiendo de los ataques y argumentos de Morin, Tholuck y algunos otros (1) en contra de su autenticidad, o al menos de la grande antigüedad que algunos le atribuyeron.

He aquí, en resumen, el sistema cabalístico, según lo expone Münk, escritor judío de nuestros días: «Ninguna substancia salió de la nada absoluta: todo cuanto existe trae su origen de una fuente de luz eterna, de Dios. Dios sólo es comprensible en sus manifestaciones: Dios no manifestado es para nosotros una abstracción. Este Dios existe desde la eternidad, y es, según las opiniones de los cabalistas, el anciano de los días, el oculto de los ocultos. Bajo este punto de vista, se le llama también la Nada, y en este sentido se dice que el mundo creado por él salió de la nada. Esta nada es única, es la unidad indivisible e infinita; por esta razón recibe el nombre de En-sôph (sin fin). Este En-sôph no está limitado ni determinado por cosa alguna, porque lo es todo, y nada hay fuera de él; se manifiesta libremente y por su sabiduría, y es así la causa primera, la causa de las causas.

La luz primitiva del Dios-Nada llenaba todo el espacio, es el mismo espacio. Todo estaba allí virtualmente, pero para manifestarse debía crear, es decir, desenvolverse por la emanación. Se concentró, pues, en sí misma para formar un vacío, que llenó en seguida gradualmente por medio de una luz templada y cada vez más imperfecta.... Después de esta concentración, se manifestó primeramente en un primer principio, prototipo de la creación o macrocosmos, que se llamó el hijo de Dios o el hombre primitivo (Adam Kadmôn).... De este Adam Kadmôn emanó la creación en cuatro grados o mundos, que los cabalistas llaman: Acîlâ, Beriâ, Yecirâ, Asiyyâ.

El mundo Acîlâ representa las cualidades operadoras del Adam Kadmôn, y estas no son otra cosa más que las potencias o inteligencias que emanan de él, y que forman al propio tiempo sus cualidades esenciales y los instrumentos con que obra. Estas cualidades se reducen a diez, y forman la santa década de los Séphirôth, la cual se compone de dos números sagrados, el tres y el siete; porque los tres primeros Séphirôth son esencialmente inteligencias, mientras que los otros siete son atributos solamente....

De este primer mundo de emanación (Acîlâ) emanaron sucesivamente los otros tres, el último de los cuales (Asiyyâ) es en cierto modo el derecho de la creación y el sitio del mal. El hombre participa de los tres mundos creados, y por esto es llamado microcosmos, porque todo lo que el Adam Kadmôn contiene virtualmente, lo contiene el hombre en realidad o actualmente. Por razón del alma, como principio vital, pertenece el hombre al mundo Asyyâ; por razón del espíritu o alma racional, pertenece al mundo Yecîrâ, y por el alma inteligente, pertenece al mundo Beriâ: esta última es una parte de la divinidad, y preexiste al hombre (2).»

Como se ve por este pasaje, y se desprende de lo que expusimos al tratar del gnosticismo, la Cábala o Kabbala, como sistema filosófico, es una concepción esencialmente panteísta, y el concepto bíblico y filosófico de la creación libre ex nihilo, es reemplazado en ella por el concepto panteístico de la emanación fatalista de la substancia divina.

La tricotomía constituye otro de los puntos cardinales de la Filosofía cabalística, en su parte antropológica.

__________

(1) La autenticidad del Zohar fue impugnada, no sólo por Juan Morin en sus Exercitationes biblicae y por Tholuck en su Commentatio de vi quam graeca philosophia in theologiam tum Muhammedanorum, tum Judaeorum exercuerit, sino también hasta por un escritor judío llamado León de Módena en el siglo XVII, y por el rabino Jacob Emden en el siglo pasado.

(2) Mélanges de Philos, juive et arabe, páginas 492-93.

La filosofía entre los judíos de la Edad Media                                                                                  Avicebrón

 

 

  © TORRE DE BABEL EDICIONES - Edición: Javier Echegoyen  - Aviso legal y política de privacidad