TORRE DE BABEL EDICIONES
Portal de Filosofía,  Psicología y Humanidades

Diccionario Enciclopédico Hispano-Americano

Selección de artículos de una de las más importantes y clásicas Enciclopedias en lengua española

 

Diccionario filosófico
de Voltaire. Edición íntegra

 

Diccionario de Filosofía

Breve definición de los términos y conceptos filosóficos más importantes

 

Historia de la Filosofía

Explicación de la filosofía de los principales pensadores, resúmenes, ejercicios...

 

Historia de la Filosofía

 Edición digital de la Historia de la Filosofía de Jaime Balmes

 

Vidas, opiniones y sentencias de los filósofos más ilustres

 Edición digital íntegra de la obra de Diógenes Laercio

Compendio de las vidas de los filósofos antiguos

Fénelon (François de Salignac de La Mothe-Fénelon)
 

Biografías y semblanzas

Vidas y referencias biográficas de los filósofos y pensadores

 

Índices y sumarios

 Índices y sumarios de las obras clásicas del pensamiento

 

En la red y en español

Directorio y breve descripción de revistas de filosofía en español editadas en la red

 

Razón vital

Foro telemático dedicado a José Ortega y Gasset

 

Curso de Psicología

Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED)

 

Vocabulario de psicología

Explicación de los principales conceptos, tesis y escuelas en el área de la Psicología

 

La psicología contemporánea

Manual del filósofo y psicólogo español J. Vicente Viqueira

 

 Mitología griega e historia de los grandes hombres de Grecia

Sencilla exposición de la mitología griega, historia de los héroes, semidioses y hombres célebres griegos. Por Fernán Caballero.

 


HISTORIA DE LA FILOSOFÍA                                             

ZEFERINO GONZÁLEZ (1831-1894)                                                        

Tomo I - Tomo II - Tomo III - Tomo IV                                                       

 

 

Historia de la Filosofía - Tomo II - Segunda época filosófica
La filosofía cristiana

§ 3 - ANTECEDENTES Y PRIMEROS ENSAYOS DE LA FILOSOFÍA CRISTIANA

Durante los tres primeros siglos de su existencia, el Cristianismo hubo de sostener tres grandes luchas: la lucha contra la corrupción de costumbres y las pasiones del hombre; la lucha contra las masas politeístas y los poderes públicos, apegadas aquéllas a sus supersticiones, y éstos a sus máximas de omnipotente cesarismo; la lucha contra las sectas y herejías, empeñadas en desfigurar y destruir la pureza moral y la verdad dogmática de la nueva religión. Las necesidades inherentes a esta triple lucha dieron origen a una triple literatura eclesiástica, destinada la primera a sostener, realzar y afirmar el principio moral, la santidad de las costumbres y el fervor de la fe; la segunda a vindicar al Cristianismo de las calumnias y persecuciones de que era objeto; y la tercera a combatir y desenmascarar los propósitos, tendencias y errores de la herejía, poniendo a salvo el depósito sagrado de la revelación. La primera clase de literatura, que pudiéramos llamar didáctica y moral, arranca de los Apóstoles mismos; pero prescindiendo de ellos y también de los evangelios apócrifos, se halla brillantemente representada por las Epístolas de Clemente a los fieles de Corinto y a las Vírgenes, por el famoso Pastor de Hermias, verdadero tratado de teología moral cristiana, por las Cartas de San Ignacio de Antioquía, y la que San Policarpo, discípulo de San Juan, escribió a los cristianos de Filipos.

 

      La segunda clase, o sea la literatura apologética, fue cultivada por varios apologistas de los primeros siglos, entre los cuales sobresalen Atenágoras, San Justino, Tertuliano, Arnobio, sin contar a Cuadrato, Milciades, Taciano, Arístides y algunos otros menos importantes. Los varios escritos de Tertuliano contra Marción y otras sectas, su Apologeticus y su excelente tratado De Praescriptionibus, la grande obra de San Ireneo Adversus haereses, los Stromata de Clemente Alejandrino, y el tratado de Orígenes Contra Celsum, representan la tercera especie de literatura eclesiástica, que pudiéramos llamar polémica y también dogmática. 

Natural era y necesario que la Filosofía cristiana diera sus primeros pasos al calor de esta triple lucha de la Iglesia contra el paganismo; y así sucedió en efecto. Al lado del principio moral cristiano, como protesta viva contra las teorías éticas de la Filosofía pagana, los apologistas y controversistas cristianos viéronse en el caso y en la necesidad de exponer, discutir y comparar con las afirmaciones de la nueva religión las afirmaciones de la Filosofía greco-romana. Así vemos a Atenágoras y San Justino, a Tertuliano y San Ireneo, a Clemente de Alejandría y Orígenes, a Arnobio y Lactancio, poner de relieve, unas veces los errores, la esterilidad y las contradicciones de la Filosofía helénica, y procurar en otras ocasiones demostrar la armonía y conformidad de ésta con el Cristianismo, en lo que tiene de más elevado y sólido, y hasta buscar el origen de esta elevación y de la verdad parcial que contiene en los libros y tradiciones de la Biblia.

Al lado y en pos de los apologistas y teólogos cuyos trabajos y escritos iniciaron el movimiento filosófico-cristiano, bien que de una manera indirecta y parcial, apareció la escuela catequética de Alejandría, a la cual cabe la gloria de haber dado, vigoroso impulso a aquel movimiento filosófico, imprimiéndole una dirección más conciliadora con respecto a la Filosofía griega, a la vez que desarrollaba y completaba la Filosofía cristiana. La tendencia sintética y conciliadora de la escuela alejandrina, opuesta a la tendencia separatista y exclusivista de una gran parte de los apologistas y polemistas antiguos, divide la Filosofía patrística cristiana de los cuatro primeros siglos en dos escuelas, que denominaremos escuela alejandrina y escuela africana, debiendo advertir que Alejandría, aunque pertenece al África por su posición geográfica, considerada como centro literario, puede apellidarse y es ciudad greco-oriental.

Clasificación y divisiones generales de la Filosofía cristiana                             Escuela separatista o africana

 

 

  © TORRE DE BABEL EDICIONES - Edición: Javier Echegoyen  - Aviso legal y política de privacidad