TORRE DE BABEL EDICIONES

Diccionario Enciclopédico Hispano-Americano
 

Diccionario filosófico

Diccionario de Filosofía

Vocabulario de Psicología

Vocabulario de economía

Biografías y semblanzas

Biblioteca del Pensamiento

Historia de
la Filosofía

Portal de Filosofía, Psicología y Humanidades

Selección de artículos de
 la clásica Enciclopedia española

 Edición íntegra del famoso diccionario de Voltaire

Breve definición de los términos filosóficos

Explicación de los conceptos, tesis
y escuelas

Principales conceptos de
esa ciencia

Vidas de los filósofos y pensadores

Textos íntegros de obras clásicas
de Filosofía

La filosofía de los principales pensadores, resúmenes, ejercicios...

 

 

Pedro Berruguete - Salomón - c. 1500 - cuadro en la Iglesia de Santa Eulalia, Paredes de Nava, Palencia

 

 

 

PROVERBIOS


Biblia Reina Valera, edición de 1909
 

 

 

 

 

 

 

 

 

PROVERBIOS

Capítulo 4

1 OID, hijos, la doctrina de un padre,

Y estad atentos para que conozcáis cordura.

2 Porque os doy buena enseñanza;

No desamparéis mi ley.

3 Porque yo fuí hijo de mi padre,

Delicado y único delante de mi madre.

4 Y él me enseñaba, y me decía:

Mantenga tu corazón mis razones,

Guarda mis mandamientos, y vivirás:

5 Adquiere sabiduría, adquiere inteligencia;

No te olvides ni te apartes de las razones de mi boca;

6 No la dejes, y ella te guardará;

Ámala, y te conservará.

7 Sabiduría ante todo: adquiere sabiduría:

Y ante toda tu posesión adquiere inteligencia.

8 Engrandécela, y ella te engrandecerá:

Ella te honrará, cuando tú la hubieres abrazado.

9 Adorno de gracia dará á tu cabeza:

Corona de hermosura te entregará.

10 Oye, hijo mío, y recibe mis razones;

Y se te multiplicarán años de vida.

11 Por el camino de la sabiduría te he encaminado,

Y por veredas derechas te he hecho andar.

12 Cuando anduvieres no se estrecharán tus pasos;

Y si corrieres, no tropezarás.

13 Ten el consejo, no lo dejes;

Guárdalo, porque eso es tu vida.

14 No entres por la vereda de los impíos,

Ni vayas por el camino de los malos.

15 Desampárala, no pases por ella;

Apártate de ella, pasa.

16 Porque no duermen ellos, si no hicieren mal;

Y pierden su sueño, si no han hecho caer.

17 Porque comen pan de maldad, y beben vino de robos.

18 Mas la senda de los justos es como la luz de la aurora,

Que va en aumento hasta que el día es perfecto.

19 El camino de los impíos es como la oscuridad:

No saben en qué tropiezan.

20 Hijo mío, está atento á mis palabras;

Inclina tu oído á mis razones.

21 No se aparten de tus ojos;

 Guárdalas en medio de tu corazón.

22 Porque son vida á los que las hallan,

Y medicina á toda su carne.

23 Sobre toda cosa guardada guarda tu corazón;

Porque de él mana la vida.

24 Aparta de ti la perversidad de la boca,

Y aleja de ti la iniquidad de labios.

25 Tus ojos miren lo recto,

Y tus párpados en derechura delante de ti.

26 Examina la senda de tus pies,

Y todos tus caminos sean ordenados.

27 No te apartes á diestra, ni á siniestra:

Aparta tu pie del mal.

 
 

© TORRE DE BABEL EDICIONES - Edición, maquetación y diseño web: Javier Echegoyen - Aviso legal y política de privacidad