Torre de Babel

Aquiles – Eneas – Mitología de la juventud

Cap. LII – Ulises  ◄

 

    ►  Conclusión

Mitología de la juventud – Capítulo LIII – Aquiles, Eneas

P. ¿Quién era Aquiles

R. Aquiles era hijo de Peleo, rey de Tesalia y de Tetis, diosa del Océano. Su madre le había zambullido en las aguas del Estigio para hacerle invulnerable, pero como le tenia por el talón, quedó esta única parte de su cuerpo en la que podía ser herido.

P. ¿No tuvo consecuencias fatales para Aquiles esta imprudencia de su madre?

R. Sí: murió en el sitio de Troya de resultas de una herida que París le hizo en dicha parte. Seria cosa muy larga el contar aquí todas sus hazañas. Homero ha dedicado una gran parte de su Ilíada a referirlas.

P. ¿Cuál es la historia de Eneas

R. Eneas, hijo de Anquises y de Venus, es casi el único príncipe distinguido que se salvó en la destrucción de Troya. Se hizo notar por su valor durante el sitio, y combatió con Diomedes y con el mismo Aquiles. Venus, que le protegía, velaba sobre su vida en los mayores peligros.

P. ¿Cómo probó su amor filial?

R. Cuando los griegos pusieron fuego a la ciudad, cargó a su anciano padre sobre sus espaldas, tomó por la mano a su hijo Ascanio, y consiguió librarlos del furor de las llamas, no sin correr grandísimos riesgos por su vida.

P. ¿Adónde fue después?

R. Anduvo errando muchos anos de mar en mar, y después de mil peligros arribó, en fin, a Italia, en donde Latino, rey de los Lacios, le acordó la hospitalidad.

P. ¿Qué le sucedió en Italia?

R. Cuando murió Latino, tomó Eneas las riendas del gobierno, y echó, con su hijo Ascanio, los cimientos de un nuevo imperio, del que los romanos pretendían descender.

P. ¿En dónde se halla la historia de Eneas

R. La Eneida de Virgilio contiene la historia de una parte de la vida de Eneas. El poeta ha mezclado una infinidad de ficciones fabulosas, en cuyo número se observa una bella descripción de su bajada a los infiernos, después de la muerte de su padre, para saber qué suerte le estaba reservada a él y a sus descendientes.

P. ¿Cuál fue su fin?

R. Habiendo sido muerto en una batalla contra los etruscos, Venus arrebató su cuerpo al cielo, a pesar de Juno, que era enemiga declarada del nombre Troyano.