Torre de Babel

COMUNISMO – Vocabulario de la economía

Comunismo

Es un sistema económico que rechaza la propiedad individual y pone a cargo de la sociedad civil todas las operaciones de producción y consumo de la riqueza.

El comunismo pretende realizar en el orden de los bienes materiales una igualdad absoluta entre los hombres que es contraria a su naturaleza. La diferencia de condiciones por lo que hace a la posesión y el disfrute de esos bienes no es la causa, sino el efecto de las desigualdades a que da lugar la variedad inmensa del desarrollo humano; proviene de que son distintas la aptitud y la vocación para el trabajo, los resultados obtenidos por cada uno y el uso que hace de ellos; es, en suma, una consecuencia de la responsabilidad que sigue a todos nuestros actos. Para llegar a la igualdad de fortunas es necesario suprimir la libertad y la personalidad, y como esto es imposible, toda la arbitrariedad y la violencia empleadas para hacer que la vida sea común en el trabajo y en las satisfacciones no podrán impedir que al cabo se manifiesten los caracteres individuales.

En el fin económico, como en todos los humanos, es preciso reconocer una esfera puramente personal, enlazada con las demás, que no se opone a la existencia colectiva, pero independiente y libre. La unidad no es contraria a la variedad, y el comunismo desconoce este principio, exagerando lo que es común a expensas de lo que es particular, y absorbiendo por completo al individuo en la colectividad.

La propiedad no es solamente una relación de toda la especie humana con toda la Naturaleza, sino que necesita determinarse individualmente, tanto respecto del sujeto, como de las cosas sobre que recae para hacerse efectiva y realizar sus fines. Al lado de las necesidades colectivas están las del individuo, que no son menos reales y han de satisfacerse mediante la aplicación directa y exclusiva de los medios que da la propiedad, y de igual suerte se marcan los esfuerzos individuales en los actos que a la propiedad conducen; aquellas necesidades y estos esfuerzos se modifican por las condiciones personales, y es absurdo suponer que necesidades distintas pueden ser atendidas con medios legales para todos, y que esfuerzos diferentes deben dar los mismos resultados.

El régimen del comunismo desnaturaliza las funciones de la sociedad, y queriendo que sea la autoridad pública la encargada de dirigir el movimiento económico, destruye el interés personal, anula la competencia, estímulos necesarios del trabajo, e impide el desarrollo de la riqueza, como prueban las escasas aplicaciones que ha recibido ese principio en algunos pueblos y asociaciones.

Vocabulario de la Economía – Nomenclatura y principales conceptos de economía (editado: 5-11-2007)                                  COMUNISMO