Torre de Babel

CRIMINALISTA – Voltaire – Diccionario Filosófico

Diccionario Enciclopédico Hispano-Americano

Selección de artículos de una de las más importantes y clásicas Enciclopedias en lengua española

Mitología griega e historia de los grandes hombres de Grecia

Sencilla exposición de la mitología griega, historia de los héroes, semidioses y hombres célebres griegos. Por Fernán Caballero.

Historia de la Filosofía

Edición digital de la Historia de la Filosofía de Jaime Balmes

Historia de la Filosofía

Explicación de la filosofía de los principales pensadores, resúmenes, ejercicios..

Diccionario de Filosofía

Breve definición de los términos y conceptos filosóficos más importantes

Biografías y semblanzas

Vidas y referencias biográficas de los filósofos y pensadores

Índices y sumarios

Índices y sumarios de las obras clásicas del pensamiento

En la red y en español

Directorio y breve descripción de revistas de filosofía en español editadas en la red

Razón vital

Foro telemático dedicado a José Ortega y Gasset

Curso de Psicología

Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED)

Vocabulario de psicología

Explicación de los principales conceptos, tesis y escuelas en el área de la Psicología

La psicología contemporánea

Manual del filósofo y psicólogo español J. Vicente Viqueira

Vocabulario de economía

Principales conceptos de esa ciencia. Por el catedrático de economía José Manuel Piernas Hurtado

Legislación educativa y cultural

Crímenes

Voltaire – Diccionario Filosófico

Criminal (proceso)

CRIMINALISTA
Criminalista – Diccionario Filosófico de VoltaireEn los antros de la sofistería legal se llama gran criminalista al hombre togado que tiene bastante habilidad para que los acusados caigan en las redes que les tiende; que miente con impudencia para descubrir la verdad; que intimida a los testigos y les obliga, sin que ellos se aperciban, a declarar contra el acusado; que si encuentra una ley antigua y olvidada que se dictó en época de guerra civil, la hace revivir y la aplica en época de paz.

Separa y debilita todo lo que puede servir para la justificación de un desgraciado, y amplía y agrava todo lo que puede servir para declararle reo, no obrando como juez, sino como enemigo. Por todo esto merece sustituir en la horca al desgraciado que manda ahorcar.

Voltaire – Diccionario Filosófico
CRIMINALISTA