Torre de Babel

Historia de los hombres célebres de Grecia – Capítulo VII – Demócrito

Historia de los hombres célebres de Grecia – Capítulo VII – DemócritoNació en Abdera, ciudad de Tracia. En casa de sus padres se alojó Jerjes cuando hizo su expedición a Grecia, y agradecido a éstos, les dejó algunos riagos (así denominaban en Oriente a los sabios o eruditos), para que educasen a su hijo. Su amor al estudio le llevó a viajar para instruirse, y llegó hasta las Indias. Gastó en esto todo su patrimonio; pero a su regreso, habiendo leído a los jueces algunos de sus escritos, los entusiasmó esta lectura de tal suerte, que le dieron una gruesa suma de dinero y le mandaron erigir una estatua.Demócrito no era afecto a la tristeza: reía siempre y de todo, burlándose de los hombres y de sus vicios y devaneos. Sus conciudadanos, extrañando esta risa continua, y temiendo que fuese una especie de perturbación de cerebro, mandaron venir al famoso médico Hipócrates para que lo examinase.Después de haberlo hecho, les contestó que muchos que se tenían por muy cuerdos lo eran harto menos que el pretendido demente. Es igualmente falso el que, como se dijo, se hubiese cegado voluntariamente para meditar sin distraerse.No pudiendo consolarse el rey Darío Oco de la muerte de su mujer, le dijo Demócrito que la resucitaría, siempre que Darío le proporcionase, para grabar sobre el sepulcro de la reina, los nombres de tres personas exentas de las adversidades de la vida, y como el hallarlas era imposible, esta lección enseñó al rey a conformarse con lo que la suerte le deparaba.Demócrito murió a los 109 años de edad, 362 antes del nacimiento del Hombre-Dios. No se ha conservado ninguno de sus escritos.
  La Mitología contada a los niños e historia de los grandes hombres de la Grecia – DEMÓCRITO, filósofo griegoHeráclito  ◄     ►  Crates 
  © TORRE DE BABEL EDICIONES – Edición, maquetación y diseño web: Javier Echegoyen – Aviso legal y política de privacidad