Torre de Babel

Jano – Eolo – Bóreas – Mitología de la juventud

Cap. XXI – Zéfiro – Flora – Príapo – Termino

 

    ►  Cap. XXIII – Pluto – Himeneo – Momo

Mitología de la juventud – Capítulo XXII – Jano, Eolo y Bóreas

P. ¿Quién era Jano

R. Según unos era hijo, del cielo y hermano de Saturno, pero solamente por parte de padre; otros creen que era hijo de Apolo, y dicen que nació en Tesalia, de donde pasó a Italia, y edificó en ella una pequeña ciudad llamada Janicula; otros, en fin, hablan de él solamente como de un antiguo rey de Italia, que acogió favorablemente a Saturno cuando su hijo Júpiter le arrojó del cielo. Saturno, en reconocimiento de ello, concedió a Jano el don de pronosticar lo venidero, y recordarse de lo pasado. Por esto tiene dos caras, la una de un viejo vuelta hacia el año que acaba de pasar, y la otra de un joven, que mira al que comienza.

P. ¿Cómo se representa a Jano

R. Con una vara en una mano porque presidía a los caminos reales, y una llave en la otra porque se le miraba como inventor de las puertas y cerraduras. Ha dado su nombre al mes de enero (1).

P. ¿Qué culto se rendía a Jano

R. El día que los cónsules romanos empezaban el ejercicio de sus funciones, se le ofrecían tortas compuestas de trigo nuevo y sal, vino del año, y, en fin, incienso.

P. ¿Se representaba siempre a Jano con dos caras?

R. No: algunas veces tenia hasta cuatro, en signo de las cuatro estaciones, lo que le hizo llamar Quadrifons. Tenia una llave en la mano derecha y un bastón en la otra.

P. ¿Quién era Eolo

R. Se supone generalmente que Eolo, dios de los vientos, era hijo de Júpiter y de Acesia o Sergesta, hija de Hippotes. Virgilio nos cuenta que obtuvo la dignidad real por el influjo de Juno, que tenia su corte en las islas Eolianas, hoy de Lipari.

P. ¿Cuáles eran los principales atributos de este dios?

R. Eolo tenia a los vientos encadenados en una caverna inmensa, de la que, algunas veces, les permitía escaparse, para recorrer el mundo. Su imperio sobre los vientos, era tal, que cuando Ulises fue a visitarle a su vuelta de Troya le regaló un grande odre, o pellejo, que contenía todas los que podían serle contrarios en su viaje.

P. ¿Qué resultó?

R. Los compañeros de Ulises, imaginándose que este pellejo contenía un tesoro, le abrieron al momento en que llegaban al termino de su viaje. Los vientos, rota su prisión arrojaron al navío lejos de la costa y retardaron mucho el regreso de Ulises.

P. ¿No era también Bóreas uno de los dioses de los vientos?

R. Sí: Bóreas, hijo de Astreo y de la Aurora, era el dios del viento del norte. Se le representaba con la figura de un viejo con alas y cabellos blancos. Cuando Jerjes invadió la Grecia, habiendo implorado su socorro los atenienses, dispersó y derrotó una gran parte de la escuadra de este monarca.

__________

(1) Numa Pompilio, segundo rey de Roma, le hizo erigir un templo que estaba abierto durante la guerra y cerrado durante la paz. En el espacio seiscientos años no estuvo cerrado sino tres veces, una en el reinado de Numa, otra al fin de la guerra púnica, y la tercera bajo el reinado de Augusto.