Torre de Babel

La psicología introspectiva de los psicólogos alemanes – 2

CAPÍTULO IV
Psicología introspectiva (Brentano, Th. Lipps, Dilthey, Natorp, e influjo de estos psicólogos)

(1) (2) (3) (4) (5) (6) (7) (8)

La Psicología introspectiva. Brentano, Lipps, Dilthey – La psicología de Brentano. Su influjo; en particular la fenomenología de Husserl – Theodor Lipps; su psicología aperceptiva. Objeto y contenido. Sustancialismo y causalidad. Paralelismo y psicología fisiológica. El método de la psicología. Introspección y sus formas. Experimento interno y externo. El sistema de la actividad mental. La empatía y sus clases. Valores y religión – Dilthey. Su crítica de la psicología causal. Psícología de las estructuras. Su influjo. Jasper y Spranger – M. W. Calkins – La Psicología filosófica. P. Natorp. Crítica de éste por De Sarlo – Bibliografía

  
I. En primer lugar, según lo que se acaba de decir, debemos considerar la psicología del austríaco Franz Brentano (1838-1917), quien partiendo en un principio del aristotelismo escolástico, llegó a una posición propia e interesante; a saber: la de una fina psicología de introspección de tipo tradicional e importante por sus análisis, a veces precursores de descubrimientos experimentales.

Según Brentano, la psicología es la ciencia de los fenómenos psíquicos. En clara oposición con Wundt, ha indicado las características de estos fenómenos, de modo que, según él, quedan en absoluto distinguidos de los fenómenos físicos. Dichas características son seis; pero las dos más importantes son las que indicamos en lo que sigue, a saber: la intencionalidad y el ser representaciones o basarse en ellas.

Veamos primero la intencionalidad. Todo fenómeno psíquico se caracteriza por lo que los escolásticos de la Edad Medía han llamado la inexistencia intencional (y también mental) de un objeto, y por lo que nosotros llamaríamos, aunque no con expresiones completamente inequívocas, «la relación con un contenido, la dirección hacia un objeto (por lo que no se ha de entender aquí una realidad) o la objetividad inmanente. Todos ellos contienen algo de objeto en sí, aunque no de igual manera» (2). En cuanto a la segunda característica, los fenómenos psíquicos «son representaciones o reposan sobre representaciones como su fundamento» (3), pues «nada puede ser juzgado, nada ser apetecido o temido, si no es representado» (4).

Fuente de estudio de la psicología es la percepción interna, la visión interna de los fenómenos psíquicos, que no se ha de confundir con la observación interna o introspección que es imposible, pues no podemos dirigir la atención a un fenómeno psíquico al mismo tiempo que lo experimentamos. Las investigaciones fisiológicas y psicofísicas son sólo medios auxiliares de la psicología. Para las indagaciones psicológicas tiene, por lo antes dicho, gran valor la memoria, que nos permite considerar el pasado anímico introspectivamente.

Los fenómenos psíquicos se dividen por Brentano atendiendo a la forma (Weise) de conciencia, o de relación con el objeto, en tres clases; a saber: 1.ª, representaciones; 2.ª, juicios; 3.ª, movimientos de ánimo (amor, interés y odio) en que se comprenden el sentimiento y la voluntad. El juicio, que aparece aquí como un elemento de la vida mental, consiste en reconocer o desechar una representación o un enlace de representaciones. Por consiguiente, no existen más que dos clases de juicios: los afirmativos y los negativos.

En Brentano encontramos muchos y finos análisis precursores de descubrimientos experimentales y de teorías posteriores. Así acontece, por ejemplo, en el dominio de las sensaciones sonoras con su distinción de claridad (cualidad) y altura.

El influjo de Brentano ha sido muy extenso. A sus numerosos discípulos se les agrupa bajo la denominación de escuela austriaca. Entre ellos están A. Hoffler, S. Witasek y, en parte, el ya citado C. Stumpf (véase Capitulo III). Asimismo partieron de él Alexius Meinong y Edmund Husserl, que, posteriormente, se dedicaron a la teoría del conocimiento. Meinong ha iniciado la actual investigación psicológica de los valores. Pero el más original e influyente de estos dos autores es Husserl, y como es importante para la psicología, diremos unas breves palabras acerca de él.  

El interés de Husserl es esencialmente filosófico, es decir, intenta sólo fundamentar sólidamente la filosofía. Para esto ha creído hallar una psicología descriptiva apriorística que llama fenomenología. Para entender su punto de vista hay que remontarse a la orientación general filosófica de Husserl.  

Se ha denominado psicologismo la doctrina que pretende que la ciencia fundamental, la ciencia base de la filosofía es la psicología. Ahora bien; Husserl niega esto, es antipsicologista, porque piensa que las leyes de la lógica son leyes de valor absolutamente general, universales, y no pueden basarse en las verdades probables de la psicología obtenidas por inducción. Por otra parte, en relación ya con esto, Husserl indica que hay dos clases de ciencias. A saber:

1.ª Ciencias de hechos, de experiencia, empíricas, cuyas afirmaciones son sólo probables por obtenerse inductivamente (la física experimental, la biología).

2.ª Ciencias de posibilidades, de esencialidades (lo que es esencial), que se componen de conocimientos generales de un modo absoluto (unbedingte Allgemeinheit). Por ejemplo, la «matemática pura, la doctrina del movimiento, etc.».

Las ciencias del segundo grupo, es decir, de esencialidades o posibilidades, sirven siempre de base a las del primero, o ciencias de hechos, y se entrelazan con ellas en la experiencia porque a los hechos corresponden siempre ciertas esencialidades o posibilidades. Recuérdese a este propósito, par ejemplo, la relación de la física con la geometría. Con lo dicho tenemos suficiente para entender lo que de la psicología piensa Husserl.

Hay, con respecto al espíritu, dos tipos de estudio, a saber:

1.º La psicología psicofísica (del tipo de la Wundt), ciencia empírica de hechos.

2.º La psicología pura o fenomenología, ciencia de esencialidades o posibilidades del espíritu o de la conciencia.

La primera es ciencia explicativa y la segunda descriptiva. Claro es que ya influye en esta distinción la manera de concebir la psicología empírica que tiene Husserl. Según éste: «La psicología es la ciencia de la conciencia en cuanto se da en seres animados». La conciencia es un tejido de hechos, pues, «bajo el título de experiencias o contenidos, entiende la moderna psicología los hechos reales (Wundt dice, con razón, sucesos) que, cambiando de un momento a otro, uniéndose y penetrándose de diversos modos, constituyen la unidad de la conciencia de cada individuo. En este sentido, las percepciones, las representaciones, los actos del comprender conceptual, las presunciones, la duda, las alegrías y esperanzas, tal como se dan en nuestra conciencia, son contenidos de la conciencia» (5). «Investigar científicamente lo psíquico como ahora lo determinamos, en la relación natural psicofísica en que evidentemente se da… describir las leyes de su formación y resolución, de su ir y venir, es la tarea de la psicología » (6). «La conciencia, como tal enlace, tal fluir de sucesos, se da unida, como lo muestra la experiencia, de un modo íntimo y sui generis, a un organismo vivo, en el hombre unido al cuerpo humano. Todo hecho de conciencia se halla determinado en el tiempo y el espacio, y esta determinación no puede hacerse más que en la naturaleza, pues no hay más tiempo y espacio que uno» o «toda determinación es psicofísica, pues jamás falta una condición física» (7) y «la exclusión de la relación con la naturaleza quitaría a lo psíquico el carácter de hecho determinable en el tiempo objetivamente, es decir, de hecho psicológico. (8). Así, la psicología es ciencia empírica y experimental; sus leyes son inductivas. Pero le falta algo para ser completa. «Se puede decir que la psicología experimental se conduce con respecto de la psicología originaria como la estadística con respecto a la ciencia social. (9).

Por muchos enlaces causales hallados, no sabremos, por ejemplo, qué es la sensación, el sentimiento o el concepto. Este saber tiene otra fuente. ¿Cuál es ésta? Una descripción esencial, y así apriorística, intuitiva de la conciencia. Esta descripción se hace a base de la visión directa de los contenidos de conciencia (intuición), trata de hallar lo que es esencial en ellos (por esto estudia posibilidades, y no actividades), y, naturalmente, no explica, sino que describe. Esta psicología ya no conoce realidades, pues, para ella, las realidades se han transformado en meros fenómenos y el suceder mismo en un fenómeno. He aquí la fenomenología. Sus resultados no son probables, sino ciertos, necesarios. Sirve así de base a la filosofía, proporcionándole principios universales y necesarios que precisa, y sirve de base, también, a la psicología empírica, a la que proporciona los conceptos descriptivos fundamentales.

Sobre la sustantividad de esta fenomenología se ha discutido y discute aún. Sin embargo, como se ha probado (Elsenhans, Messer), ofrece todos los caracteres de una psicología descriptiva. A nuestro ver, procede exactamente como ésta, porque: 1.º, se basa en la comprensión inmediata (intuición) de los sucesos psíquicos; 2.º, busca lo esencial en los fenómenos, lo típico, lo que se expresa en su definición, y 3.º, se refiere, sin embargo, al fluir de lo psíquico concreto, aunque hace abstracción en sus descripciones de este fluir.

El influjo filosófico de Husserl en Alemania ha sido muy grande, sobre todo por sus Logische Untersuchungen (Investigaciones lógicas) con su decidida crítica del psicologismo. Todo un grupo de jóvenes pensadores se ha agrupado en torno de él y la escuela tiene como órgano el Jahrbuch für Philosophie und Phänomenologische Forschung (Anuario para filosofía e investigación fenomenológica) editado por Husserl mismo. De ellos ha tomado una dirección propia original, Max Scheler (antes discípulo de Eucken), quien se ha ocupado también de cuestiones psicológicas generales. En psicología la influencia de Husserl ha sido beneficiosa, por hacer renacer el interés y el procedimiento descriptivo frente a explicaciones prematuras. En dicho sentido ha influido en Th. Lipps y sus discípulos, así como en las investigaciones sobre el pensar de la escuela de Wurzburgo. Desde la psicología experimental se ha aproximado a él Paul F. Linke.

__________
(2) Psychologie vom empirischen Standpunkt, tomo I, página 115.
(3) Psychologie vom empirischen Standpunkt, tomo I, fin párrafo 3, pág. 111.
(4) Ídem, tomo I, pág. 109.
(5) Die Philosophie als strenge Wissenschaft; en la revista Logos, I. 394.
(6) Ídem, pág. 298.
(7) Die Philosophie als strenge Wissenschaft, pág. 298.
(8) Ídem, pág. 298.
(9) Ídem, pág. 303.
 
(1) (2) (3) (4) (5) (6) (7) (8)