Torre de Babel

RETRIBUCIÓN – Vocabulario de la economía

Retribución

Es la cantidad de riqueza que se obtiene en virtud de un esfuerzo productivo.

La retribución, como precio que es del capital y el trabajo dedicados a la industria, se componen del valor necesario para indemnizar los gastos hechos en la producción por cada uno de esos elementos, y de un sobrante que constituye su beneficio. En este exceso del valor creado sobre aquél que se destruye es en lo que consiste la verdadera retribución; así es que su importancia se mide por la del beneficio que contiene.

Las retribuciones no pueden ser iguales en todas las industrias, porque dependen del valor de los productos que en ellas se consiguen. No son tampoco las mismas para el trabajo y el capital, sino proporcionadas a la parte que toma cada uno de ellos en la confección del producto. Esta participación se mide por los gastos que respectivamente hayan hecho, y a ellos se proporciona la cuota del beneficio.

Las retribuciones aumentan cuando crece el valor del producto o disminuyen sus gastos, porque éstas son las únicas causas que elevan la cantidad destinada al beneficio. De aquí que, siendo común el fondo que se reparte entre el capital y el trabajo, sigan la misma suerte sus retribuciones, y suban a la par, y a la par bajen. El trabajo y el capital son solidarios, porque cada uno ha de partir con el otro el resultado de los esfuerzos que hacen juntos; los progresos que el trabajo realiza, aumentando el beneficio de las industrias, aprovechan al capitalista, y todas las ventajas que consigue el capital llegan al trabajador de igual manera.

Las retribuciones se perciben bajo dos formas que corresponden a las dos clases de asociación productiva; la empresa y la sociedad: en la primera, el trabajo y el capital no aguardan el resultado de la industria, ni se exponen a sus riegos, que el empresario toma sobre sí; la retribución es anticipada y asegurada; por eso se llama fija: en la sociedad, trabajadores y capitalistas esperan a que se obtenga el producto, y han de sufrir los accidentes de ganancia o pérdida que éste represente: su retribución es entonces incierta en cuanto al tiempo, y variable por razón del beneficio, y se denomina eventual. La retribución fija del trabajo se llama salario; la del capital, interés; la eventual de uno y otro, dividendo

La retribución eventual es mayor que la fija, porque en ésta hay que deducir el interés del anticipo y la prima del seguro que hace el empresario, más con el beneficio que a él le corresponde. El dividendo es también superior a la retribución fija en el sentido de que, obrando el productor por su cuenta, tiene más interés y trabaja mejor en la sociedad que bajo la dependencia de un empresario.

A pesar de esto, los capitalistas y trabajadores no se hallan siempre en condiciones de preferir el dividendo al interés y el salario; para que puedan optar a la sociedad es necesario que dispongan de recursos con que esperar el término de las operaciones productivas, y resistir las pérdidas a que se exponen. La combinación de las dos formas de retribución concilia las ventajas de ambas: el trabajo y el capital, según este sistema mixto, perciben una retribución fija algo menor de la que les corresponde, y el resto se compensa con la participación en los beneficios de la industria a que contribuyen. Este procedimiento, ensayado con mucho éxito en las grandes explotaciones, sobre todo respecto del trabajo, está llamado a generalizarse y a producir muchas ventajas, porque haciendo a los trabajadores socios del empresario mejora la producción y hace más equitativa la distribución de la riqueza.

Los principios que dejamos indicados determinan las leyes de la retribución natural; pero las retribuciones corrientes, las que de hecho se perciben en el mercado, se fijan por la acción de la oferta y la demanda y según el uso que se haga de ésta, o no proporcionadas a los esfuerzos, equitativas y armónicas para el trabajo y el capital, o injustas y señaladas arbitrariamente por el interés del elemento que abuse de su predominio.

Vocabulario de la Economía – Nomenclatura y principales conceptos de economía (editado: 5-11-2007)                                 RETRIBUCIÓN