Torre de Babel

Saturno – Diccionario de Mitología

 

Diccionario de Mitología

(En Homero, La Iliada y la Odisea, Apéndice II – J. Pérez del Hoyo Editor. Madrid, 1970, pp. 523-550)


Índice

SATURNO

Hijo de Urano y de Vesta. Después de haber destronado al cruel Urano, obtuvo de Titán, su hermano mayor, el favor de reinar en su lugar, pero con la condición de que hiciese morir a todos sus descendientes, con objeto de que algún día pasase el poder a los hijos de aquél. Por ello, Saturno devoraba a todos sus hijos apenas nacían. También le inducía a ésta el saber que había de ser destronado por uno de ellos. Rea, su mujer, consiguió salvar a Júpiter, y éste, en unión de sus hermanos Neptuno y Plutón, vencerle y, luego de tratarle como él había tratado a Urano, es decir, de mutilarle para que no pudiese tener más hijos, le echó del cielo. Reducido a la condición de simple mortal, se refugió en el Lacio (Italia), donde reuniéndose con los hombres feroces que vivían esparcidos por las montañas, les dio leyes, inaugurando su reinado, que fue la Edad de Oro, gracias a la dulzura e igualdad con que prevaleció entre sus súbditos. Ninguno en su reino era superior a otro en derechos, nadie tenía bienes y todo era común a todos. Para recordar sueño tan feliz, celebrábanse en Roma las Saturnales. En griego el nombre de Saturno es Cronos, es decir, el Tiempo. Este dios que devora a sus hijos, decía Cicerón, no es sino el Tiempo; el Tiempo insaciable de años que consume todo lo que pasa. Para contenerle, Júpiter le encadenó sometiéndole al curso de los astros, que son, por consiguiente, como sus ligaduras. El día de Saturno era el sábado.

Diccionario de Mitología – SATURNO

 

  © TORRE DE BABEL EDICIONES – Edición, maquetación y diseño web: Javier Echegoyen – Aviso legal y política de privacidad