Torre de Babel

Teseo – Mitología de la juventud

Cap. XXIX – Atlas  ◄

 

    ►  Cap. XXXI – Cástor – Pólux

Mitología de la juventud – Capítulo XXX – Teseo

P. ¿Quién era Teseo

R. Teseo, hijo de Egeo, rey de Atenas, es un héroe que los griegos pusieron entre los semidioses, y que se distinguió con muchas hazañas del grande Hércules, su pariente.

P. ¿Cuál fue la más celebre de dichas hazañas?

R. Su padre Egeo le confió el encargo de librar a su país del tributo vergonzoso, que le había impuesto Minos, rey de Creta. Este tirano exigía que todos los años se le enviasen siete jóvenes y otras tantas vírgenes, para entregarlas al Minotauro, monstruo, la mitad hombre y la mitad toro, que estaba encerrado en un vasto laberinto, en la isla de Creta, y que se alimentaba de carne humana.

P. ¿Libró Teseo de aquel monstruo a su país?

R. Sí: con el socorro de Ariadna, hija de Minos, que le dio un ovillo de hilo, penetró en el laberinto, y atacó y mató al Minotauro. Luego robó a Ariadna, a quien abandonó poco después en la isla de Naxos, mientras dormía.

P. ¿Qué más se cuenta de Teseo

R. Se dice que bajó a los infiernos con Pirítoo, para robar Proserpina. Plutón, para castigar su temeridad, hizo atar a Pirítoo a la rueda de su padre Ixión y a Teseo a una roca enorme, en donde sufrieron los más horribles suplicios hasta que fue Hércules a librarlos.

P. ¿Volvió Teseo a la ciudad de Atenas?

R. Sí: pero habiendo hallado su trono ocupado por un usurpador, se retiró a la corte del pérfido Licomedes, rey de Esciro, que le hizo precipitar de lo alto de una peña al mar, en donde pereció.